Nuestros orígenes

 

Investigación constante de suelo y terroir, viticultura agroecológica y enología de mínima intervención definen la filosofía de Chakana.

La bodega fue fundada el año 2002 por la Familia Pelizzatti, retomando un antiguo legado familiar. A finales del Siglo XIX, sus antepasados elaboraban vinos de calidad en la región montañosa de Valtelina, Italia.

Chakana se dedica al estudio y la comprensión de algunos de los mejores terruños de Argentina con el objetivo de producir vinos auténticos que expresen la identidad y el carácter de sus suelos. Chakana está ubicada en Agrelo, Luján de Cuyo (Mendoza), donde posee 80 hectáreas de viñedos con certificación orgánica y biodinámica. Además, cuenta con fincas ubicadas en otras áreas de Mendoza: Mayor Drummond (Luján de Cuyo), dos viñedos en Altamira (Valle de Uco) y uno en Gualtallari (Tupungato Winelands).

A partir del año 2012 Chakana comenzó un trabajo a conciencia para recuperar y mantener la armonía de sus suelos e inició la transición a orgánico/biodinámica de los métodos de cultivo para todas sus fincas.
El manejo vitícola de Chakana está orientado a la estructuración y preservación de la biología del suelo y a un desarrollo vegetativo balanceado de la vid, en forma compatible con la textura del suelo de cada lugar, su contenido de materia orgánica y su susceptibilidad a las heladas. La Finca Nuna recibió la Certificación Orgánica a partir de la cosecha 2014 y tiene certificación Deméter (biodinámica) a partir de 2016. Finca Los Cedros (Altamira) obtuvo la certificación orgánica en 2016.

Chakana es la única bodega argentina certificada “libre de OGM” por Non-GMO Project

 

Carga...