¿Qué es el vino orgánico?

El vino orgánico puede considerarse sinónimo de vino ecológico.

El hecho de que un vino sea orgánicoecológico se centra principalmente en los procesos que hacen a la técnica de cultivo donde la salud del suelo es lo más importante. A través de fertilizantes naturales como el compost o el estiércol y de evitar el uso de agroquímicos, favorecemos el desarrollo de material orgánico para que la planta crezca sana. Trabajando el suelo de esta manera, logramos que cuente con una gran biodiversidad para protegerlo de la erosión y de otros organismos que pueden enfermar a la planta.

Son estos microorganismos “buenos”, además, los que transmiten los nutrientes y las particularidades intrínsecas al vino.

Solo algunos métodos de manejo de las plagas están permitidos en el método de cultivo orgánico. Alguno de ellos son: trampas mecánicas, barreras físicas (de luz o sonido) o sustancias naturales. Nada de herbicidas o pesticidas.

Certificación

Para otorgar la certificación orgánica, los entes correspondientes investigan los viñedos durante años enteros.

Con respecto al proceso de producción en bodega, solo se permiten algunas pequeñas intervenciones para la conservación del vino y la corrección de la acidez, pero también se procura que estas intervenciones sean mínimas: la levadura para la fermentación puede ser autóctona de la uva o agregadas, pero nunca elaboradas por manipulación genética.

El corcho debe ser natural y las botellas de vidrio.

Nuestro Compromiso

En Chakana estamos comprometidos con el cuidado integral del ambiente, de la tierra que trabajamos y del consumidor. Te invitamos a conocer nuestros vinos, certificados orgánicos y biodinámicos, de la línea Nuna, oriundos de Finca Nuna, en Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza. Para saber más sobre los vinos biodinámicos, te invitamos a que consultes este otro artículo.