Vinos sin agregado de azufre

Sobrenatural es nuestra línea de vinos sin agregados de sulfitos en ninguna de las instancias de su elaboración; producto de una genuina mínima intervención realizada con un solo ingrediente: uva.

Elaborar Sobrenatural es simplemente hacer vino, no hay nada más que ésto; es cosechar nuestras uvas limpias, libres de pesticidas y de todo tipo de insumos industriales; es ser respetuosos con la naturaleza sin realizar manipulaciones ni agregados; es expresar la identidad de un lugar y una añada. Es un producto cultural sano, vivo y radicalmente anti-industrial.

Así, nuestra filosofía basada en cero agentes externos al ecosistema, mínima intervención humana y auto-sustentabilidad agrícola, nos permite elaborar vinos sin sulfitos agregados desde el viñedo, la molienda, su fermentación y finalmente su crianza.

En el viñedo

En viticultura convencional, el azufre se utiliza principalmente para el control de una de las enfermedades criptogámicas más comunes en el viñedo: el oídio.

En Bodega Chakana reemplazamos la aplicación de azufre con prácticas alternativas tendientes a mejorar el equilibrio del viñedo, ya que la incidencia de las enfermedades es mucho menor con crecimientos más controlados y nutrición balanceada.

Algunas de éstas prácticas suelen ser deshojes, desbrotes, riego sectorizado, aplicación de compost diferencial y la utilización de verdeos.

De esta manera, queda minimizado exclusivamente a variedades sensibles en determinadas micro-zonas como por ejemplo el Chardonnay con suelos no tan pedregosos en Valle de Uco.

Asimismo, es oportuno recordar las principales prácticas que rigen nuestra filosofía:

  • Cero agentes externos al ecosistema, y una mínima o nula utilización de insumos químicos

 

  • Una visión holística en el manejo del viñedo.

 

  • Auto-sustentabilidad agrícola

 

En la molienda

El azufre lo aplican en forma previa a la fermentación por su función bacteriostática y antiséptica: “limpia” el medio de bacterias y levaduras. Es decir, de aquellas de bajo poder alcoholígeno indeseadas industrialmente, que facilitan el desarrollo de levaduras inoculadas muchas veces genéticamente modificadas (GMo).

Por el contrario, en Chakana preferimos que el vino exprese las características del lugar. Incluso es determinante la calidad de  uva que cultivamos y las condiciones de pH y alcohol que asegurarán la correcta dinámica microbiológica del mosto que luego vino será.

 

En la fermentación

Así mismo, se aplica azufre al final de la fermentación, tanto alcohólica como maloláctica, para ayudar a la “limpieza” del vino y controlar los procesos de evolución u oxidación.

Aquí también los mecanismos de control que implementamos, son similares a los de la molienda, y se enfocan en metabolizar el oxígeno y evitar su función oxidativa.

 

En la crianza

Ya sea en tanques o barricas, el azufre es aplicado en esta instancia para evitar oxidaciones y preservar la estabilidad biológica del vino.

Pero en Chakana, monitoreamos el oxígeno disuelto permanentemente y rellenamos los recipientes para evitar que actúe. Además, removemos las borras manteniéndolas en suspensión y así ayudar a su metabolización.

En suma, avanzamos un paso más allá: con nuestra viticultura para el futuro proponemos un acercamiento serio y profundo a las prácticas orgánicas.

Sin agrotóxicos. Sin químicos. Devolviéndole a la tierra lo que nos da. Con Bodega Chakana podés disfrutar de vinos auténticos y de calidad, impactando de forma positiva el medio que nos rodea.

A continuación, te acercamos los vinos Chakana Sobrenatural para que puedas disfrutar la experiencia de vinos únicos elaborados a conciencia.