Una propuesta diferente

Como un modo de rendir tributo a la Pachamama, presentamos la cosecha 2019 de Nuna Tétrada, un orgánico biodinámico de edición limitada elaborado con 45% tannat, 34% cabernet franc, 21% malbec y 2% syrah de nuestra Finca Nuna, en Agrelo, Luján de Cuyo, a 960 metros de altura. Fueron vinificados por separado y luego se crió ocho meses en toneles usados de roble francés destinados para Nuna Tétrada. Por su profundidad y textura, este vino se diferencia de los vinos redondos y frutales de Finca.

“Somos pioneros en el estudio exhaustivo de los suelos de Agrelo y Nuna Tétrada es su resultado", explica Gabriel Bloise, nuestro enólogo.


La biodinámica parte de los conceptos fundamentales de la agricultura orgánica y amplía sus alcances convirtiéndose en una agricultura regenerativa, que promueve la biodiversidad y un modelo de bienestar que incluye a las plantas, las personas que producen los alimentos y las personas que los consumen. Transformándose en prácticas que se conectan con la Pachamama desde su concepción, en un vínculo de reciprocidad.

Además, como parte de la celebración, durante Agosto, ofrecemos junto a Caja Madre una selección de productos orgánicos de nuestra Madre Tierra. La caja “Pachamama” incluye una botella de Chakana Nuna Tétrada 2019; mix de 100 gs de picada snack; 250 gs de aceite de oliva Premium Blend – libre de gluten; pan esenio; 300 gs de alcauciles grillados; 200 gs de tomates secos; zapallos en almíbar; 70 gs de cristales de sal marina natural.
 
Su precio es $2300 y se encuentra disponible en la tienda online.



En nuestra tienda online también podés encontrar la caja TROCCA, con productos seleccionados por el reconocido chef Fernando Trocca, con quien desde el mes de junio realizamos diversas acciones.

Nuestra Bodega es la historia de la búsqueda de una identidad vitivinícola auténtica, original y consciente. Auténtica en cuanto resultado de una enología de mínima intervención, donde la tierra y sus frutos puedan expresarse. Original en cuanto al respeto de cada parcela productiva y de las características de su terruño, lo que otorga un carácter e identidad única. Consciente en cuanto a reconocernos como parte de un sistema integral que involucra, además de la tierra, su ecosistema y comunidades. Y como parte de ese sistema, la responsabilidad de cuidarlo.

Los métodos agrícolas orgánicos y biodinámicos, bajo las distintas certificaciones que guían y avalan, es la mejor garantía para los consumidores de esta filosofía vitivinícola. La filosofía Chakana.